Para gustos las colores, esta Naturalmente. No existe la receta universal para que todo el mundo quedemos satisfechos en la cama.

Para gustos las colores, esta Naturalmente. No existe la receta universal para que todo el mundo quedemos satisfechos en la cama.

Espontaneo o planeado? Conviene hablar en la cama?

Si bien hayas visto la buena formula, todas las relaciones sexuales podri?n mejorarse. Atentos a las priximos consejos. (iStock)

Todos hemos recibido consejos acerca de como obtener el orgasmo rematado, donde sobar o no, que decir o como decirlo… Escuchamos asi­ como leemos cualquier tipo de recomendaciones de tener una vida sexual activa, apasionada asi­ como placentera.

Acudimos usualmente a nuestros colegas, familiares, libros especializados o al guia mas recurrido, San Google, de encontrar nuevas zonas sobre placer y conocer secretos de innovar nuestras relaciones sexuales asi­ como gozar sobre un sexo inimaginable.

No obstante si hay ciertas formulas cГіmo ver quiГ©n le gusta el jaumo sin pagar que nunca fallan. En concreto, la terapeuta experta en sexologia Tammy Nelson deje en The Good Men Project sobre “cinco claves de el buen sexo que se podri?n usar a las parejas heterosexuales, homosexuales, jovenes, adultas, casadas, que viven juntas o solteras”.

Localiza la clave de el triunfo de disfrutar de relaciones sexuales efectivamente satisfactorias entre esos secretos, desplazandolo hacia el pelo empieza a disfrutar sobre un sexo brutalmente bueno.

No hallarai?s la prescripcion universal para que todos quedemos satisfechos en la cama, aunque si existe ciertas formulas que no fallan

El buen sexo se habla (con o carente palabras)

Cuando mantenemos relaciones sexuales establecemos una forma diferente de difusion con la una diferente alma. No es igual que una charla acerca de en que lugar ir a cenar o que tal nos ha ido el jornada aunque, como explica Nelson, “el sexo mejora drasticamente cuando puedes decirle a tu pareja lo que quieres en la cama”.

Ninguna persona puede leernos la cabeza referente a donde nos agrada que nos acaricien, besen o agarren. Y no ha transpirado lo que nos cuenten, leamos o llevemos media vida escuchando no tiene por que coincidir ni con las sensaciones ni con los deseos de la ser con la que estamos en la cama.

Aseverar que nos excita puede auxiliar a ambas partes a permanecer mas relajadas asi­ como, como nunca, a conseguir un mayor placer, aunque Existen que conocer como decirlo. Naturalmente que “para algunas individuos, hablar durante el evento sexual, incluso es una distraccion”, comenta la terapeuta. Podri­amos aprovechar el contacto total, las miradas, el tacto y no ha transpirado, ligicamente, los movimientos para hablar carente usar terminos.

Mudar mensajes menos optimistas –“Odio cuando me babeas el cuello”– por lo que si nos gusta –“Me encanta cuando me mordisqueas la oreja”– para ir dejando Cristalino lo que nunca deseamos reiterar.

El buen sexo se planea el placer de anticiparnos

Aunque sea extremadamente frecuente pensar que el superior sexo seri­a el que surge espontaneamente, Nelson lo niega tajantemente. Tampoco tenemos que hacernos un croquis ni apuntar en un cuaderno “las estrategias” que van a realizarse en el sector de juego, aunque la excitacion sobre anticiparnos mentalmente a la situacion puede dar un duro empuje al encuentro fisico.

Nelson acento del ritual de depilarse, afeitarse, perfumarse, seleccionar la ropa o el lugar en el que encontrarse primeramente igual que “la anticipacion sexual, especialmente importante para las chicas” insiste la terapeuta. Si a este proceso anadimos mensajes en en que lugar vamos o van a besarnos, que zonas queremos acariciar, que vestimenta nos vamos a desmontar primero o, en general, que estamos deseando hacer, incrementaremos el afan sexual.

El buen sexo se practica distendido

Igual que se suele decir, las prisas nunca son buenas consejeras. No es que haya que acunar un record de lapso o sobre posiciones en la cama, pero tampoco poseemos meternos en labor con el lapso medido y gozar plenamente cada minuto de sexo.

A gran relax, de mi?s grande alternativa sobre lograr un placer total. “La mayoridad de nosotros alcahueteria sobre moverse asi­ como de cambiar de actitud, no porque le duela, sino por motivo de que siente demasiado placer”, comenta la ademas experta en terapia sobre parejas.

Lo significativo es gozar de cada instante falto tapujos sin meditar En Caso De Que hay que acabar o alcanzar el armonia. Dejandonos conducir y no ha transpirado destensando musculos.

El buen sexo seri­a frecuente

“La publico puede aseverar que no importa cuantas veces se permite el amor, aunque si lo seri­a, en particular para los varones” comenta Nelson. Sin embargo, en el caso de estas chicas dependeri? mas de el estado de animo por lo que la terapeuta aconseja que la excitacion comience antiguamente que el afan (de alli El prestigio sobre anticipacion sexual mencionada con anterioridad).

En general, se entiende el sexo en pareja igual que un evento que precisa cierta emocionalidad desplazandolo hacia el pelo predisposicion sentimental. Nelson cree que ha llegado la hora el momento de desmitificar esta creencia “Tener relaciones sexuales, tambien cuando no estamos sobre humor, maneja a la mayor vinculacion emocional con la pareja una ocasiin hayamos terminado”.

Las personas puede decir que nunca importa cuantas veces se hace el apego, pero si lo es

Habla Asimismo de el concepto de “sexo por mantenimiento”, que no tiene por que acontecer ni mas ni menos duradero ni excesivamente planeado. Lo apropiado es que se practique. “La frecuencia del trato sexual hara que los dos se sientan conectados y no ha transpirado que se reduzca el estres sobre la relacion”.

El buen sexo es personal

Existen que mirarse a las ojos y el gran placer se siente cuando ambas usuarios llegan al culminacion a la oportunidad. O no. Existe que desmitificar las creencias sexuales. Habra quien prefiera cerrar las ojos, hacerlo con la luces encendida, rodearse de espejos o que le aplasten la rostro con la almohada. Cada ser es un ambiente.

“El buen sexo goza de sitio en tu mente asi­ como en tu cuerpo” explica Nelson “Tu pareja tratara sobre darte placer, No obstante es tu experiencia privada la que determinara si has disfrutado o no un buen instante de sexo”.

Esto no quiere declarar que debamos ir cada uno a su rollo, escondiendo nuestros deseos mas intimos a nuestra pareja. Al opuesto. Nelson difiere entre el concepto de misterio o privacidad el primero seri­a aquello que mantenemos al beneficio de nuestra pareja entretanto que la privacidad “es un sitio reservado en el que se cultiva desplazandolo hacia el pelo desarrolla la propia sexualidad desplazandolo hacia el pelo erotismo” desplazandolo hacia el pelo es necesario ir desvelandoselo para que la pareja pudiese alentar esa pieza intima asi­ como personal anadiendo emocion y jugosidad a las encuentros sexuales.